Creatividad y educación artística. Teatro para jóvenes.

Taller de Joves. El Timbal al SAT de Sant Andreu juny 2011

Isabel Tejerina, especialista en pedagogía de la expresión dramática y el teatro para niños,  publicó hace ya algunos años un libro indispensable para todo aquel que se interesa por la educación integral de nuestros jóvenes: Dramatización y teatro infantil. Dimesiones psicopedagògicas y expresivas (Editorial Siglo XXI, colección Educación. Madrid 1994).

Nos ha parecido interesante rescatar algunos fragmentos del capítulo dedicado a la “Creatividad y la Educación Artística”. Esperamos que sean de vuestra utilidad.

La práctica de la dramatización y del teatro debe insertarse en la pedagogía de la creatividad. Esto es, en el estímulo de la capacidad de salir de los caminos convencionales para producir algo inédito en el terreno estético, ciéntifico, profesional, etc, al ordenar realidades conocidas en relaciones nuevas. La creatividad es el resultado de una combinación de procesos o atributos que son nuevos para el creador. Por tanto, no es necesario conseguir una obra fascinante, ni siquiera una asociación diferente en términos absolutos, basta con que exista originalidad par quien lo realiza y el acto será creativo.”

“Entre las operaciones propias de la inteligencia, junto con la cognición o la memoria, se hallan el pensamiento convergente y el divergente. Son estos últimos los que influyen en la creatividad. Mientras el pensamiento convergente tiende a retener lo ya conocido y a aprender aquello que está estructurado, y tal como está, el divergente, significa mirar desde distinta perspectivas, buscar todas las soluciones posibles, desarticular esquemas rígidos y no apoyarse en suposiciones excluyentes y previas.”

“Capacidad antes ignorada o relegada, su impulso ha ido ganando terreno al de la mera instrucción y a la acumulación de datos sobre un mundo tan amplio y cambiante y hoy se piensa que debe ser un componente de una enseñanza de calidad. El reconocimiento de las complejas tareas de la educación en esta materia es una de las tomas de conciencia más fecundas de la psicopedagogía moderna.”

Uno de los aspectos más valiosos es que (la creatividad) resulta básica para la adaptación y para el cambio. Sirve también como factor de equilibrio personal y como instrumento para la integración social. La creatividad facilita la asimilación de lo nuevo y está en la base de todo progreso. ”

“Imaginación, juego y creatividad son principios incuestionables de la educación contemporánea. El concepto restringido y excluyente que consideraba la capacidad creadora patrimonio exclusivo de los grandes artistas y de los genios científicos también ha sido superado y hoy se afirma que todas las personas la poseen en mayor o menor grado.”

“Los educadores tienen la responsabilidad de desarrollar los conocimientos, técnicas y capacidades necesarias para guiar a cada niño en el camino hacia su autorrealización. Alentar la creatividad significa alimentar su fantasía, recompensar las respuestas originales, no truncar sus impulsos, luchar contra los estereotipos, propiciar la experimentación, ofrecer sugerencias y medios, huir de toda manipulación. Y el modo de favorecerla al máximo es creando condiciones de seguridad y de libertad expresiva.”

“Aunque el aprendizaje a través del juego no es ninguna novedad pensamos que sigue siendo una utopía en la realidad educativa. Cualquier disciplina es susceptible de un aprendizaje creativo o anticreativo. Para la primera finalidad resulta necesaria una metodología que se fundamente en el juego, que permita la exploración activa, la autonomía, la búsqueda de estrategias propias y de la propia sensibilidad.”

La pedagogía de la expresión tiene que colocar al niño y al joven en contacto con el mundo de la belleza y de la sensibilidad, no sólo como receptor, sino como intérprete de su propia obra. La finalidad es ampliar su experiencia ar enriquecer su caudal imaginativo y despertar las aptitudes que posee haciendo surgir el deseo de sensibilidad, impulsarle a expresarse y favorecer la construcción de sus imágenes. Hacerle apto para el diálogo y el intercambio con los demás.”

“La dosis de creatividad innata de cada uno no se posee en el mismo grado en los diferentes lenguajes artísticos. Por ello no debería seleccionarse prematuramente el uso exclusivo de ciertos medios. Dedicar toda la atención al dibujo, la danza o la música, impide el desarrollo adecuado de la capacidad de crear en todos los campos y podría resultar mutilador porque todavía se ignora cuál puede ser la modalidad artística en que mejor podrán desplegarse sus aptitudes.”

“En ese sentido, la dramatización o el teatro para jóvenes es la actividad más completa porque combina múltiples medios.”